COLECCIÓN SERIE ESPECIAL

Tras el periodo Edo y en pleno proceso de modernización de la sociedad japonesa, arraigó con fuerza el concepto de “los niños como tesoros”, cuya imagen frágil esconde una fortaleza interior y especial poder protector de buen augurio para quienes les rodean, protegiendo el entorno familiar y del hogar de malos espíritus y demonios.